¡Salve al Rey! Del diario de un ex-esclavo VII

Una vez vi a un borracho corriendo por la calle bajo la lluvia, tejiendo por todos lados. Cuando le pregunté qué se encontraba realizando, respondió:”¡Estoy corriendo por medio de las gotas de lluvia!” No estoy borracho. No estoy corriendo. Puedo caminar, inclusive pararme entre las piedras de granizo. No caerán sobre mí. Todo empezó ayer. Los egipcios corrían por todas partes advirtiéndose unos a otros que otra plaga se encontraba en sendero, y que Moisés prometió que quienquiera que estuviera dentro, y todos los animales que fueran llevados adentro, estarían seguro. Los Guardias Reales del Faraón están intentando de impedir que alguno traiga a sus animales adentro. Tienen enormes vehículos con megáfonos que pasan por todas las calles advirtiendo a los egipcios que no escondan sus animales. Mi vecino de al costado está aterrorizado. Él no sabe si ignorar a las tropas del Faraón, que fueron diezmadas por las plagas, y admitir el poder de Dios y ocultar sus animales, o mantenerse leal al Faraón. Se está gestando una guerra civil. En este momento se odian tanto como nos odiaban a nosotros. Mi vecino salió con Dios. Se encontraba bastante asustado para ignorar la observación. No posee ninguna fe en la capacidad del Faraón para cuidarlo o herirlo. Algunos fallecieron pintando “¡Traidor!” por toda su casa. Nos levantamos a una mañana muy bien tranquila. Cuando fui a Starbucks vi que había una nube de granizo sobre cada egipcio, su casa y sus animales, en tanto que el cielo se encontraba muy bien despejado para mí. El granizo era increíble: ¡realmente había llamas ardiendo dentro de cada granizo! Los egipcios corrían por ahí como aquel borracho, pero sus nubes les seguían por dondequiera que iban. Todos se están tapando los oídos porque oyen un recurrente y aterrador trueno. Atrayente, porque no oigo nada. Están parados con sus ventanas gritándonos:”¡Perdónanos! Por favor,”Corre el rumor de que aun Faraón ha reconocido sus errores y proclamado que Dios es justo. No va a pasar un largo tiempo antes de que todo lo mencionado concluya. Sus cultivos son destrozados. La mayor parte de sus rebaños fueron diezmados. El BNN anunció que Egipto va a tener que importar comestibles por primera oportunidad en siglos. La canasta de comestibles de todo el mundo, creada por José, a quien escogieron “olvidar”, se convirtió en un caso perdido. Sigo sin comprender por qué Dios espera que el Faraón nos deje ir. Si Él es tan poderoso, ¿por qué requiere el permiso del Faraón? Si Él mantiene todo lo mencionado arriba, inclusive esos de nosotros que deseamos quedarnos en Egipto, no van a ser bienvenidos. Los egipcios nos obligarán a todos a irnos. ¿Crees que por esa razón Dios está arrastrando esto? Hay Moisés caminando fuera de la región. Está ampliando sus manos a Dios, el trueno se detuvo. Los granizos no se mueven y flotan en el aire. Está muy bien inmovil. Nada se desplaza. Es como si Dios nos dijera que nada cambió. ¿Nos está aguardando? Un minuto; los representantes de Moshé corren por las calles anunciando una actividad social de todos los judíos. Te haré entender lo que dice. Deberás aguardar hasta luego del Shabat. Biografía del autor: Aprende y revela las profecías divinas con el rabino Simcha Weinberg de la sagrada Torah, la ley judía, el misticismo, la Kabbalah y las profecías judías. La Piedra de la Fundación es el recurso primordial para los judíos, el judaísmo, la educación judía, la espiritualidad judía y la sagrada Torah.

Post a Comment

Your email is kept private. Required fields are marked *