Por qué las mujeres necesitan a los hombres…

… ¡por lo menos suponen que sí! Si tuviera un centavo por cada mujer que me preguntaba por qué siempre se perdería en su relación con un hombre, yo sería una mujer rica. Sería una mujer rica si tuviera cinco centavos por cada relación donde me perdí. ¡Ojalá fuera un trabajo remunerado! Es un fenómeno raro. Por lo menos se ve ser un fenómeno. Da igual cuán capaz, cuán exitoso, cuán viejo, cuánta edad, o inclusive cuán consumada sea una mujer. Ella aún se perderá totalmente en el hombre que está observando.comunmente le resulta complicado concentrarse, se obsesiona con la continuidad con la que llama o no llama. Inclusive he popular mujeres de negocios exitosas que han saboteado su negocio mientras estaban en una relación. Las mujeres tienen muchas más oportunidades en este momento que hace 50 años. En este momento poseemos derecho a votar, a proceder a la facultad, tenemos la posibilidad de tener algún trabajo y varios de nosotros somos hombres de negocios. Pero de alguna forma aún poseemos la iniciativa de que requerimos a un hombre. Desde luego, para algunas mujeres es porque el reloj de adentro está surtiendo efecto, pero para muchas otras aún sienten que requieren algo más allá de que tienen a sus niños recién nacidos. Todos vimos a mujeres capaces y exitosas en posiciones de poder tomar acciones aparentemente totalmente autosaboteadoras para hallar o estar con un hombre. Vimos a nuestras novias caminar en un estado de negación nublada mientras sale con un terminado perdedor. Quizás ustedes además se han despertado dentro de la niebla luego de denegar tanto de lo que otros estaban intentando de decirles. Y eso sin nombrar lo que tu propia intuición te decía.como mencioné anteriormente antes, se ve un fenómeno, pero no es así. Cada individuo en la sociedad de la cual formamos parte se ve afectada por las historias sociales, la historia y las creencias. Aunque las mujeres han gozado de una cantidad enorme de “derechos” cada vez superiores, aún habitamos una sociedad patriarcal donde los hombres siguen teniendo más derechos que las mujeres. Aunque, legalmente las mujeres tienen más derechos, en muchas de nuestras primordiales religiones las mujeres siguen siendo ciudadanas de segunda clase. Hablo primordialmente del cristianismo, debido a que estoy más familiarizado con él, pero no me equivoco, si sólo algunas de las religiones patriarcales culpan a las mujeres de la construcción del mal. En el cristianismo, Eva fue castigada por comer la manzana del árbol del conocimiento. Luego de lo cual, Eva y todo tipo de mujeres son castigadas por Dios. La implicación de esta historia es que la mujer ha decepcionado a Dios. Esto en este momento, comunmente actúa en la psique de las pequeñas, creando sentimientos de que ella es una decepción para su padre terrenal. Este rechazo primero por Dios y en este momento por su padre comunmente causará que las mujeres tengan una necesidad apremiante de aceptación de los hombres. Cuando padre no nos ofrece el cariño, la aceptación y la aceptación que requerimos cuando somos pequeñas pequeñas (y escasas lo hacen) la buscamos en los jovenes. Aún se puede observar actualmente como el vestido de las pequeñas más adolescentes y más adolescentes más provocativamente para atraer la atención de los hombres. Las pequeñas y las mujeres tienen la posibilidad de ser forzadas a tener relaciones sexuales, crímenes, drogas, prostitución, pornografía y también homicidos para sanar la herida de ser rechazadas por Dios, después por padre. Frecuentemente las pequeñas y también las mujeres hacen algún cosa para sentirse amadas y aceptadas por un hombre. Esta carga de rechazo fué llevada por nuestras mamás, abuelas, bisabuelas, etc. Era esperable que nos observemos obligados a complacer a los hombres, a llevar a cabo algún cosa para que nos amen. Esta historia bíblica que dicen que fue inspirada por Dios fue sencillamente para asegurar y justificar el sostener a las mujeres dependientes e impotentes. Nos han mentido sobre las pretenciones de Dios al crearnos y acerca de cómo se siente Dios sobre nosotros como mujeres. Si las mujeres tienen que reclamar su verdadero poder del Divino Femenino y hacer la relación con un apasionado que honra y respeta a las dos partes, ella debe sanar su relación con su Dios, su padre y su Ser. Biografía del autor: Me encanta enseñar a las mujeres a amar sin perderse. Asesorar a las mujeres para que se conviertan en una prioridad en sus vidas más allá de otras obligaciones es mi pasión y mi alegría. Soy el creador del taller “Fall in Love… with your Self” con el disco compacto de autohipnosis,”Self-Love… How to Get There from Here”,

Post a Comment

Your email is kept private. Required fields are marked *