Algún milagro del Corán – 2

LAS DIFERENCIAS ESTRUCTURALES ENTRE EL SOL, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS Construimos siete capas firmes sobre ti. Instalamos una lámpara encendida.como entendemos, la exclusiva fuente de luz en el Sistema Del sol es el Sol. Con los adelantos tecnológicos, los astrónomos se dieron cuenta que la Luna no era una fuente de luz, sino que sencillamente refleja la luz que llega desde el Sol. La expresión “lámpara” en el versículo previo es una traducción de la palabra árabe “siraaj”, que detalla muy bien el Sol, la fuente de luz y calor. En el Corán, Allah utiliza diferentes expresiones cuando tiene relación a cuerpos celestes como la Luna, el Sol y las estrellas. De esta manera es como las diferencias entre las construcciones del Sol y la Luna se manifiestan en el Corán: ¿No ves cómo Él desarrolló siete cielos en capas, y colocó la Luna como una luz en ellos y transformó el sol en una lámpara ardiente? En el versículo de arriba, la palabra “luz” se utiliza para la Luna (“noor” en árabe) y la palabra “lámpara” para el Sol (“siraaj” en árabe). La palabra utilizada para la Luna tiene relación a un cuerpo que refleja la luz, brillante e sin movimiento. La palabra utilizada para el Sol tiene relación a un cuerpo celeste que siempre está ardiendo, una fuente recurrente de calor y luz. Además, la palabra “estrella” viene de la raíz árabe “najama”, que significa “apareciendo, emergiendo, aparente”.como en el versículo de abajo, las estrellas además son referidas por la palabra “thaaqib”, que es utilizada para lo que brilla y atraviesa las tinieblas con luz: consumida y ardiente: ¡Es la estrella que atraviesa las tinieblas! En este momento entendemos que la Luna no emite su propia luz, sino que refleja lo que llega desde el Sol. Además entendemos que el Sol y las estrellas emiten su propia luz. Estos sucesos fueron revelados en el Corán en una etapa en que la raza humana sencillamente no poseía los medios para llevar a cabo descubrimientos investigadores por su propia intención. Era una etapa donde el saber de los pueblos sobre los cuerpos celestes se encontraba seriamente limitado, por decir lo menos. Esto subraya todavía más la naturaleza milagrosa del libro del Islam. ORBITOS Y EL UNIVERSO ROTATIVO Una de las causas más indispensables del enorme equilibrio en el universo es visto que los cuerpos celestes siguen caminos particulares. Estrellas, planetas y satélites giran cerca de sus propios ejes y rotan adjuntado con el sistema del que forman parte. El universo trabaja dentro de un orden afinado, como las ruedas de una fábrica. Hay bastante más de 100 mil millones de galaxias en el universo aparente y cada chiquita galaxia tiene dentro precisamente mil millones de estrellas. Además, cada enorme galaxia tiene dentro bastante más de un billón.(Enciclopedia del Libro Mundial, 2003; colaborador: Kenneth Brecher, Ph. D., Instructor de Astronomía y Física, Boston University. Muchas de estas estrellas tienen planetas y varios de esos planetas tienen satélites. Todos estos cuerpos celestes siguen los caminos y órbitas más finamente calculados. A lo largo de millones de años, cada uno se estuvo moviendo en su sendero en especial armonía con todos los otros. Además de éstos, hay además varios cometas que se mueven en sus propios caminos por defecto. Además, los caminos en el universo no están restringidos a unos pocos cuerpos celestes. El Sistema Del sol y también otras galaxias además exhiben un movimiento destacable cerca de otros centros. Todos los años, la Tierra y el Sistema Del sol se mueven a unos 500 millones de kilómetros (310 millones de millas) del lugar donde estaban el año previo. Se ha calculado que inclusive la más mínima desviación de los caminos de los cuerpos celestes podría tener secuelas drásticas que podrían significar el objetivo de todo el sistema. Entre otras cosas, las secuelas de que la Tierra se desvíe de su curso por solamente 3 mm. fueron descritas en solo una fuente como sigue: mientras da un giro cerca del sol, la Tierra sigue una órbita tal que, cada 18 millas, sólo se desvía 2,8 milímetros de un curso directo. La órbita seguida por la tierra jamás cambia, porque inclusive una desviación de 3 milímetros causaría catastrofes catastróficos: Si la desviación

Post a Comment

Your email is kept private. Required fields are marked *